Ciudades Industriales Preocupadas Por Retornos de Medida M

October 27, 2016 by · Leave a Comment 

La formula de financiamientos del Metro es injustas hacia las ciudades con pequeñas poblaciones pero con altos números de trabajadores y congestiones de tráfico, reclaman ciudades industriales como Vernon y Commerce.

A no ser de que se cambie la formula, los oficiales de ambas ciudades dicen que no esperan recibir mucho dinero si se llegará a aprobar la Medida M. Esta, una medida que se incluirá en las balotas del 8 de noviembre, la cual busca un nuevo y permanente incremento de impuestos de medio centavo para pagar por proyectos de transportación.

De acuerdo a las ciudades, ellos generan millones de dólares en ingresos fiscales de impuestos de ventas al año para cubrir los proyectos de transportación en el Condado de Los Ángeles. Pero ya que Metro asigna el dinero basado en la populación residencial, ellos solo reciben de regreso una fracción a comparación de lo que las demás reciben. Las ciudades se quejan de que no se les ha dado ayuda por el costo que han sufrido con el tremendo movimiento de bienes que ellos sobreviven en sus calles.

“La formula de devolución es una desventaja para Vernon por su baja populación de residentes”, dijo el portavoz de Vernon, Fred McFarlane. Con solo 120 residentes, McFarlane dice que Vernon “no recibe de regreso lo que invierte”.

Una unión de ciudades en el sureste y en la bahía del sur, incluyendo a Commerce, se oponen a la Medida M con la base de que décadas pasaran antes de que se beneficien de proyectos que alivien el atasco de tráfico a lo largo de las autopistas I-5 y 710.

Los partidarios de la medida alegan de que los estimados $860 millones que se generaran bajo la Medida M cosecharán sus beneficios a lo largo del condado. Con eso se pagaran las reparaciones de calles, mejoramientos de transportación, nuevos carriles y líneas de autobuses que ayudarán a aliviar los problemas de tráfico.

Similar a la Medida R, aprobada por los votantes en el 2008, la Medida M requerirá dos tercios de la aprobación de los votantes. Si llegará a ser aprobada, los consumidores empezarían a pagar un impuesto de ventas adicional de medio centavo en el 2017. Este impuesto después subiría a 1 centavo en el 2039, cuando la Medida R expire.

vernon-streets

Trabajadores de la ciudad reparan calles en zonas industriales. Foto: EGP News

De acuerdo al Metro, el 17 por ciento de los impuestos de ventas colectados bajo la Medida M será regresado a las 88 ciudades del condado y a las zonas no registradas con un criterio per cápita entre el 2017 al 2040. Todo cuando la cantidad de regreso salte a un 20 por ciento, más alto que el 15% alocado actualmente bajo la Medida R.

Dichos fondos están limitados y solamente podrán ser usados para financiar proyectos relacionados con la transportación como lo son servicies de autobuses locales, calles, aceras, reparaciones de baches, sincronizaciones de las señales de tránsito y los carriles para bicicletas.

Oficiales del Metro aseguran que el retorno local es una manera de sacarle algo a la medida en la balota para cada ciudad en el condado.

“Aquellos que apoyan a la medida dicen que las ciudades podrán arreglar sus calles pero esto no es una solución única, o declaración precisa”, le dijo Jorge Rifa, administrador de la ciudad de Commerce, a EGP. “Para las ciudades con pequeñas populaciones residenciales pero con grandes entornos trabajadores, no es igual”.

Commerce genera casi $8 millones al año gracias a los impuestos sobre ventas de la Medida R, pero ya que el retorno local está basado en la populación, con solamente 13,000 residentes, la ciudad solo recibe $150,000 al año. Bajo la Medida M, Commerce duplicaría su contribución a $16 millones pero solo recibiría alrededor de $300,000, de acuerdo a Rifa, quien señala que la populación en el día se hincha a un total de 45,000 cuando se cuenta la cantidad de trabajadores.

A un par de millas, la Ciudad de Vernon también carece suerte cuando se trata de recibir financiamiento para transportación. Con solo 120 residentes, la ciudad no recibe ni un centavo bajo la Medida R, aunque genera millones en impuestos sobre ventas para el Metro. En el pasado, la ciudad se ha excluido de recibir financiamientos de parte de la Medida R por el costo del proceso de aplicación, lo cual es más que lo que la ciudad recibiría, unos aproximados $2,300 de retorno.

A comparación, con casi 42,000 residentes, Bell Gardens recibe casi $480,000 al año en financiamientos de parte de la Medida R, después de generar $1.5 millones al año en impuestos sobre ventas.

Vernon no ha declarado una posición formal en respecto a la Medida M pero es una de las 23 ciudades que conforman el Gateway Cities Council of Government, el cual está encabezando una campaña para “educar” a los votantes sobre el impacto de la Medida M en sus ciudades.

El Consejo de la Ciudad de Vernon, sin embargo, pasó una resolución en mayo cuestionando al Consejo de Metro en cómo se asignan los fondos. Al igual que Commerce, las calles en su mayoría industriales son impactadas por camiones pesados que viajan hacia la ciudad y salen de sus cientos de bodegas y fabricas, los cuales también atraen casi 50,000 trabajadores al día a la ciudad.

Con 47 millas por mantener, Vernon necesita aproximadamente $18.1 millones en reparaciones de pavimento de calles por los próximos cinco años, de acuerdo a documentos de la ciudad. Sin ingresos locales la ciudad debe financiar los proyectos usando ingresos del fondo general.

Yusseff Robb, portavoz para la campaña Sí a la Medida M, señaló que la medida permite al Consejo del Metro a interpretar la formula basada en la populación en una manera que incluya la populación del día.

“No es una promesa sino que es la ley”, Robb le dijo a EGP. “Después que la Medida M pase, los retornos locales exactos serán determinados en colaboración con cada uno de las ciudades para asegurar que todos obtengan una parte justa la cual refleje en realidad a sus comunidades”.

Por su ubicación a lo largo del I-5, SR-710 y con tráfico pesado de camiones, los oficiales de Commerce han repetidamente destacado el rol de la ciudad como uno de los puertos secos más concurridos del país. Esto, un punto que se ha estado explicando en varias reuniones de las municipalidades acerca de la Medida M y en información distribuida a los residentes.

Un retorno de $150,000 simplemente cubriría una aplicación básica de aceite en tres de los cuatro bloques, explica Rifa, detallando las condiciones deficientes de las carreteras en ciudades industriales con tráfico pesado.

“Estamos dañando nuestras calles profundamente con los camiones”, dijo Rifa. “Simplemente no podemos continuar”.

Eric Garcetti, alcalde de Los Ángeles y miembro del Consejo de Directores del Metro, asistió a una reunión del Consejo de la Ciudad de Commerce, a principios de este mes, con la esperanza de cambiar la posición en contra de la Medida M del consejo. Él les informó que había está al tanto de sus preocupaciones, acerca de la formula de retorno, y prometió en buscar un modo para lidiar con el flujo de trabajadores en la ciudad durante el día.

Rifa también sugiere que la formula local de retorno no debería de ser basada en la populación pero en cambio en el numero de millas de calle en las ciudades, lo cual en Commerce es un total de 65.5 millas.

“Estamos buscando la igualdad y equidad”, dijo Rifa. “Nuestras calles requieren reparaciones significativas para proveer las necesidades de transportación a nuestra comunidad y región.”

Copyright © 2017 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·