Colegios Comunitarios, el Camino para Aumentar el Número de Médicos Latinos

September 11, 2014 by · Leave a Comment 

Cerca del 45 % de los hispanos que estudian en escuelas de medicina del país iniciaron sus estudios en colegios comunitarios e indican en su mayoría que al graduarse servirán en zonas de bajos recursos, según un estudio de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA).

“El 45 por ciento de los estudiantes latinos en escuelas de medicina en EE.UU. inicia en los colegios comunitarios, comparado con un 30 por ciento de todos los estudiantes anglosajones que comienzan en los mismos centros educativos”, dijo a Efe Efraín Talamantes, médico investigador del estudio.

“Eso indica que para aumentar la cantidad de médicos latinos y la diversidad en el gremio médico hay que apoyar la preparación para la carrera de medicina en los colegios comunitarios”, señaló el galeno de la División General de Medicina Interna y Servicios de Salud de UCLA.

“De 40.491 solicitantes de ingreso a escuelas médicas en EE.UU., en 2012, fueron aceptados 17.518 de los cuales 4.920 iniciaron la preparación para ingresar a universidades en colegios comunitarios”, indicó el investigador.

El reporte revela que de los 17.518 estudiantes admitidos hace dos años, el 34 por ciento de latinos comenzó en colegios comunitarios, un 28 por ciento de afroamericanos y empatados se encuentran los anglosajones y los asiáticos con un 27 por ciento.

“Los números de alumnos inscritos en 160 escuelas de medicina en EE.UU., por raza y etnicidad, indican que anglosajones son el 57 por ciento, asiáticos 20 por ciento, hispanos 8 por ciento, afroamericanos 6 por ciento y otras etnias”, agregó Talamantes.

El documento destaca que los estudiantes premédicos de colegios comunitarios tuvieron un 30 por ciento menos de incertidumbre de ser aceptados en escuelas de medicina.

El 26 por ciento de todos los estudiantes realizaría prácticas en comunidades de bajos recursos; sin embargo, más del 50 por ciento de hispanos se quedarían a trabajar en vecindarios mal atendidos por el sistema de salud.

“La comunidad hispana en EE.UU. es más del 16 por ciento y en el gremio médico los latinos son sólo un 5 por ciento, por eso necesitamos más doctores hispanos bilingües para atender pacientes latinos”, subrayó.

Armando Rivera, profesor de Química del colegio comunitario del este de Los Ángeles dijo a Efe que “muchos latinos comienzan en colegios comunitarios porque una universidad estatal vale como $14.000 al año y el colegio comunitario como $1.000 por año”.

“Cuando uno viene de la secundaria uno siente que querer entrar de una vez a estudiar medicina en una universidad de 4 años es una competencia difícil, por eso mejor vamos a los colegios comunitarios”, dijo a Efe Alejandro Aviña, de raíces mexicanas, quien inició en el colegio Monte San Antonio en Walnut.

“En el colegio comunitario los profesores me guiaron en que tenía que prepararme en las materias básicas de medicina para ser aceptado en la universidad que es donde estoy estudiando”, dijo el alumno de la carrera de medicina de UCI.

“Las escuelas de medicina se proyectan como elitistas y eso intimida a las minorías, por eso les decimos a los latinos vengan que nosotros los vamos a preparar bien en materias básicas y después tramitamos la transferencia a las universidades”, agregó Rivera.

El estudio titulado “Los caminos a través de Colegios Comunitarios: Mejorando la fuerza de trabajo de médicos de Estados Unidos” es una investigación de la UCLA dirigida por Talamantes junto a sus colegas Karla González, Carol Mangione, Gerardo Moreno, Fabio González y Alejandro Jiménez.

El trabajo de investigación se realizó con base a cifras y respuestas a cuestionarios de 2012 de la Asociación de Colegios Médicos de EE.UU.

 

Primera Orientación de Veteranos de UCLA Integra a Nuevos Estudiantes

July 24, 2014 by · Leave a Comment 

New America Media–El veterano del ejército Henry Shin no es ningún flojo – sirvió en el ejército durante cinco años y ha sido aceptado al programa MBA ejecutivo Anderson de UCLA. Pero incluso él tenía dificultades para averiguar cómo utilizar sus beneficios militares para pagar la escuela hasta que asistió a una sesión de UCLA para los nuevos estudiantes veteranos diseñada para desmitificar el proceso.

“He estado haciendo búsquedas en Internet, pero sólo se puede aprender tanto en línea”, dijo Shin el miércoles durante un descanso de la sesión. “Escuchar respuestas que son específicas a UCLA realmente aclara las cosas, y es muy bueno obtener los nombres y números de personas que podemos contactar con preguntas. Me siento mejor de lo que me sentía al llegar”.

Más de 40 ingresantes universitarios veteranos y veteranos de posgrado – incluyendo los militares en servicio activo, la Guardia Nacional y reservistas – asistieron la primera sesión de Veterans On-Boarding (programa de inducción) de la UCLA. La orientación adicional está diseñada específicamente para los veteranos como algo adicional a los recorridos tradicionales y orientaciones para nuevos estudiantes que se ofrecen este verano.

El grupo tomó un recorrido especializado de más de una docena de oficinas del campus, del secretario de la universidad y oficinas de ayuda financiera a la oficina para estudiantes con discapacidad. Y en cada lugar, personal designado estaba presente para ayudar. Los veteranos aprendieron cómo aplicar para beneficios militares de educación, como estos beneficios podrían cambiar sus paquetes de ayuda financiera y con quien recurrir en el campus para pedir ayuda o respuestas.

Aunque más universidades están tratando de llegar a los veteranos, es una tendencia relativamente reciente ofrecerles una orientación especial, por lo que el programa de UCLA es de más servicio completo que la mayoría. Apodado “on-boarding”, un término familiar para muchos de los veteranos, el programa se expande sobre la Iniciativa de Veteranos de UCLA y los esfuerzos en curso de la universidad para facilitar la transición de nuevos estudiantes veteranos a la universidad.

La Oficina de Recursos de Veteranos del campus (VRO), que atiende a 100 universitarios y 150 estudiantes veteranos de posgrado de UCLA con talleres mensuales y eventos comunitarios, entre otros recursos, vio una oportunidad antes del semestre de otoño para aliviar algo de la tensión que enfrentan los veteranos, dijo Emily Ives, coordinadora de VRO. Ives y Katherine Jakle, una consejera de Servicios de Asesoría y Psicológicos de UCLA, organizaron en gran parte las sesiones.

“Los estudiantes veteranos tienen su propio papeleo que llenar, beneficios militares que solicitar y muchas otras cosas especializadas que necesitan resolverse antes del primer día de clases”, explicó Ives. “Estamos colectando toda la información que necesitan, dándoles la oportunidad de conocer a sus compañeros y asegurándonos de que saben que la universidad los apoya”.

La sesión de orientación abarcó dificultades más comunes, por ejemplo, recordándoles a los estudiantes que si bien la UCLA no penaliza a los estudiantes veteranos por pagos atrasados de matrícula si simplemente aplicaron un poco tarde para sus beneficios, los propietarios no serán tan comprensivos mientras que los estudiantes esperan que la Administración de Beneficios para Veteranos apruebe los estipendios de vivienda.

Algunos estudiantes se sorprendieron al descubrir en el on-boarding que no pueden aceptar beneficios del Departamento de Asuntos Veteranos y algunas formas de ayuda financiera. Así que se les aconsejó tener cuidado con gastar los fondos de ayuda financiera hasta que estén seguros de que pueden quedarse con ellos.

“Puede ser muy aislado ingresar como un estudiante veterano”, dijo Jakle. “A menudo son mayores y tienen experiencias de vida muy diferentes a los estudiantes tradicionales, y es importante que ellos se conecten entre sí, además de obtener información importante acerca de servicios específicos para ellos”.

Es por eso que además de las sesiones de información específicas a los veteranos, ellos también socializaron durante el almuerzo para empezar a construir camaradería y escucharon un panel de veteranos que son estudiantes actuales o recién graduados de la UCLA. Para empezar el día, el grupo con hombros inusualmente anchos jugó un rompehielos de bingo que los tenía buscando compañeros veteranos que nacieron en el mismo mes, que disfrutaban el senderismo o que se echaron de un paracaídas durante su servicio.

“Hoy ha sido mucho más informativo de lo que esperaba”, dijo Will Williamson, 25, un nuevo estudiante que pasó cuatro años como un marine. “Me gusta que pudimos hablar con los veteranos actuales de la UCLA, y realmente me gustó el bingo. Me dio la oportunidad de conocer a gente muy buena onda”.

“Hey, hombre”, agregó con un saludo a uno de sus nuevos amigos.

El recorrido fue la parte más útil del día para Michelle Casale, una estudiante de 30 años de edad, que pasó seis años en la Marina.

“Recibí un paquete de información, pero ahora realmente sé donde están las oficinas y con quién hablar”, dijo Casale. “Se siente muy agradable aquí. Me gustó conocer al personal y los recursos que señalaban en el recorrido lo hizo súper útil”.

Estudiantes veteranos experimentados hicieron hincapié en los recursos que consideran útil, como la clase Boots to Bruins (de botas a Bruins) de UCLA. La clase discute investigaciones y teorías sobre cómo hacer la transición a la vida civil y da a los estudiantes la oportunidad de discutir su propia transición con otros veteranos.

“Hasta esa clase, no estaba realmente involucrado en la comunidad de los veteranos en el campus”, dijo Thomas La Marr, un ex marine que se graduó de la UCLA en diciembre. “Fue genial construir ese sentido de comunidad y empezar a reunirnos”.

“Esa red de colegas veteranos es clave”, coincidió Ramón Contreras, otro ex marine que se graduó en junio. “Así es como obtienes las respuestas. Le preguntas a otro veterano”.

Matt Follett, estudiante de ciencias políticas de cuarto año que pasó más de 16 años en la infantería de marina, reservas y contrainteligencia, también hizo hincapié en que conocer compañeros veteranos es vital. “Es bueno tener gente con quien hablar, ya que, dependiendo de la clase, los estudiantes y profesores hablan de Irak y Afganistán, y no dicen las cosas con malicia, pero puede molestarte”.

Cada veterano se fue con una lista de cosas que hacer, una lista de organizaciones estudiantiles de veteranos de UCLA y un calendario de los próximos talleres para los veteranos.

“Queremos que todos sepan que los apoyamos y los apreciamos”, dijo Ives. “Esperamos que el on-boarding les ayude a sentirse conectados con la universidad y entre sí”.

Copyright © 2014 Eastern Group Publications, Inc. · Log in