Veteranos de la Militar Regresan con Problemas Sexuales

February 19, 2015 by · Leave a Comment 

Un alto número de veteranos de las Fuerzas Armadas estadounidenses regresan de sus servicios con disfunciones sexuales que afectan su vida en pareja, afirmaron el viernes investigadores de la Universidad del Sur de California en Los Ángeles (USC).

“Más del 30 por ciento de hombres veteranos del servicio militar reportan disfunción eréctil y otro 10 por ciento tienen otros problemas como reducción en la libido y deseo sexual de su pareja”, dijo a Efe Sherrie Wilcox, profesora asistente en investigaciones sobre salud mental de militares de USC.

“Mujeres veteranas, como en un 10 por ciento, también reportan problemas de disfunción sexual”, señaló la doctora en educación, quien detalló que entre esos síntomas en la intimidad de las féminas están la ausencia de lubricación vaginal, dolores pélvicos y orgasmos, entre otros.

Wilcox aseguró que la razón de esas disfunciones se debe a que gran parte de esos veteranos regresan con desorden mental por estrés postraumático (PTSD), depresión y heridas de balas o artefactos explosivos improvisados.

Las indagaciones de Wilcox junto a un equipo de expertos se compilaron en el estudio titulado “Sexo y los militares: Las otras heridas invisibles”, realizado en 2013 con entrevistas a 400 veteranos de 21 a 40 años, además de 300 esposas y esposos.

Los resultados de la investigación de la Escuela de Trabajo Social y Centro para la Innovación Investigativa sobre Veteranos y Familias de Militares (CIR) de USC se expusieron el sabado en conferencia por los autores en dicha universidad.

“Los veteranos que reportan estrés en la relación de pareja también indican padecer de disfunción eréctil en números más altos que los que no tienen tensiones con su acompañante”, reveló Wilcox quien estimó que “las disfunciones sexuales son probablemente otras de las dificultades” que causan divorcios al regreso de los soldados.

“Hay un desafío de los veteranos en su transición a la familia y cómo ser amantes de nuevo, por haber estado separados tanto tiempo”, analizó la investigadora.

Destacó también que muchas esposas reportan otros retos como el de la adaptación a los nuevos gustos de los veteranos quienes regresan con “la pornografía como fantasía sexual”.

Según cifras calculadas hasta 2013 del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA) de Estados Unidos, los militares en retiro son alrededor de 21,9 millones de los cuales el 10 por ciento son mujeres y los hispanos son un aproximado de 6 de cada 100.

El estudio especifica que el 33 por ciento de veteranos con disfunción eréctil triplica el porcentaje de civiles, menores de 40 años, que reportan un problema similar.

“Muchos veteranos no buscan tratamiento y necesitan reportar disfunciones sexuales a sus médicos o los doctores necesitan incluir preguntas sobre intimidad sexual para recomendar tratamientos”, dijo Wilcox.

El presidente Barack Obama firmó la semana pasada en la Casa Blanca la “Ley de Prevención de Suicidio, Clay Hunt, para Veteranos de EE.UU.” la cual facilita que militares retirados reciban tratamientos contra el PTSD, razón por la que a diario se quitan la vida 22 veteranos de las guerras en Irak y Afganistán, según el VA.

“Creo que con esa ley el presidente puede reducir el número de veteranos que se suicidan”, dijo a Efe Carl Castro, quien contribuyó a la investigación de USC sobre disfunción sexual en militares.

“Pero necesitamos abordar todos los problemas como dificultades financieras y falta de empleo al regresar a la vida civil, salud física y mental”, señaló el profesor asistente.

“Es posible que la disfunción sexual en veteranos pudiera ser otro factor de suicidio, por eso debemos de buscar soluciones a ese problema”, concluyó.

Primera Orientación de Veteranos de UCLA Integra a Nuevos Estudiantes

July 24, 2014 by · Leave a Comment 

New America Media–El veterano del ejército Henry Shin no es ningún flojo – sirvió en el ejército durante cinco años y ha sido aceptado al programa MBA ejecutivo Anderson de UCLA. Pero incluso él tenía dificultades para averiguar cómo utilizar sus beneficios militares para pagar la escuela hasta que asistió a una sesión de UCLA para los nuevos estudiantes veteranos diseñada para desmitificar el proceso.

“He estado haciendo búsquedas en Internet, pero sólo se puede aprender tanto en línea”, dijo Shin el miércoles durante un descanso de la sesión. “Escuchar respuestas que son específicas a UCLA realmente aclara las cosas, y es muy bueno obtener los nombres y números de personas que podemos contactar con preguntas. Me siento mejor de lo que me sentía al llegar”.

Más de 40 ingresantes universitarios veteranos y veteranos de posgrado – incluyendo los militares en servicio activo, la Guardia Nacional y reservistas – asistieron la primera sesión de Veterans On-Boarding (programa de inducción) de la UCLA. La orientación adicional está diseñada específicamente para los veteranos como algo adicional a los recorridos tradicionales y orientaciones para nuevos estudiantes que se ofrecen este verano.

El grupo tomó un recorrido especializado de más de una docena de oficinas del campus, del secretario de la universidad y oficinas de ayuda financiera a la oficina para estudiantes con discapacidad. Y en cada lugar, personal designado estaba presente para ayudar. Los veteranos aprendieron cómo aplicar para beneficios militares de educación, como estos beneficios podrían cambiar sus paquetes de ayuda financiera y con quien recurrir en el campus para pedir ayuda o respuestas.

Aunque más universidades están tratando de llegar a los veteranos, es una tendencia relativamente reciente ofrecerles una orientación especial, por lo que el programa de UCLA es de más servicio completo que la mayoría. Apodado “on-boarding”, un término familiar para muchos de los veteranos, el programa se expande sobre la Iniciativa de Veteranos de UCLA y los esfuerzos en curso de la universidad para facilitar la transición de nuevos estudiantes veteranos a la universidad.

La Oficina de Recursos de Veteranos del campus (VRO), que atiende a 100 universitarios y 150 estudiantes veteranos de posgrado de UCLA con talleres mensuales y eventos comunitarios, entre otros recursos, vio una oportunidad antes del semestre de otoño para aliviar algo de la tensión que enfrentan los veteranos, dijo Emily Ives, coordinadora de VRO. Ives y Katherine Jakle, una consejera de Servicios de Asesoría y Psicológicos de UCLA, organizaron en gran parte las sesiones.

“Los estudiantes veteranos tienen su propio papeleo que llenar, beneficios militares que solicitar y muchas otras cosas especializadas que necesitan resolverse antes del primer día de clases”, explicó Ives. “Estamos colectando toda la información que necesitan, dándoles la oportunidad de conocer a sus compañeros y asegurándonos de que saben que la universidad los apoya”.

La sesión de orientación abarcó dificultades más comunes, por ejemplo, recordándoles a los estudiantes que si bien la UCLA no penaliza a los estudiantes veteranos por pagos atrasados de matrícula si simplemente aplicaron un poco tarde para sus beneficios, los propietarios no serán tan comprensivos mientras que los estudiantes esperan que la Administración de Beneficios para Veteranos apruebe los estipendios de vivienda.

Algunos estudiantes se sorprendieron al descubrir en el on-boarding que no pueden aceptar beneficios del Departamento de Asuntos Veteranos y algunas formas de ayuda financiera. Así que se les aconsejó tener cuidado con gastar los fondos de ayuda financiera hasta que estén seguros de que pueden quedarse con ellos.

“Puede ser muy aislado ingresar como un estudiante veterano”, dijo Jakle. “A menudo son mayores y tienen experiencias de vida muy diferentes a los estudiantes tradicionales, y es importante que ellos se conecten entre sí, además de obtener información importante acerca de servicios específicos para ellos”.

Es por eso que además de las sesiones de información específicas a los veteranos, ellos también socializaron durante el almuerzo para empezar a construir camaradería y escucharon un panel de veteranos que son estudiantes actuales o recién graduados de la UCLA. Para empezar el día, el grupo con hombros inusualmente anchos jugó un rompehielos de bingo que los tenía buscando compañeros veteranos que nacieron en el mismo mes, que disfrutaban el senderismo o que se echaron de un paracaídas durante su servicio.

“Hoy ha sido mucho más informativo de lo que esperaba”, dijo Will Williamson, 25, un nuevo estudiante que pasó cuatro años como un marine. “Me gusta que pudimos hablar con los veteranos actuales de la UCLA, y realmente me gustó el bingo. Me dio la oportunidad de conocer a gente muy buena onda”.

“Hey, hombre”, agregó con un saludo a uno de sus nuevos amigos.

El recorrido fue la parte más útil del día para Michelle Casale, una estudiante de 30 años de edad, que pasó seis años en la Marina.

“Recibí un paquete de información, pero ahora realmente sé donde están las oficinas y con quién hablar”, dijo Casale. “Se siente muy agradable aquí. Me gustó conocer al personal y los recursos que señalaban en el recorrido lo hizo súper útil”.

Estudiantes veteranos experimentados hicieron hincapié en los recursos que consideran útil, como la clase Boots to Bruins (de botas a Bruins) de UCLA. La clase discute investigaciones y teorías sobre cómo hacer la transición a la vida civil y da a los estudiantes la oportunidad de discutir su propia transición con otros veteranos.

“Hasta esa clase, no estaba realmente involucrado en la comunidad de los veteranos en el campus”, dijo Thomas La Marr, un ex marine que se graduó de la UCLA en diciembre. “Fue genial construir ese sentido de comunidad y empezar a reunirnos”.

“Esa red de colegas veteranos es clave”, coincidió Ramón Contreras, otro ex marine que se graduó en junio. “Así es como obtienes las respuestas. Le preguntas a otro veterano”.

Matt Follett, estudiante de ciencias políticas de cuarto año que pasó más de 16 años en la infantería de marina, reservas y contrainteligencia, también hizo hincapié en que conocer compañeros veteranos es vital. “Es bueno tener gente con quien hablar, ya que, dependiendo de la clase, los estudiantes y profesores hablan de Irak y Afganistán, y no dicen las cosas con malicia, pero puede molestarte”.

Cada veterano se fue con una lista de cosas que hacer, una lista de organizaciones estudiantiles de veteranos de UCLA y un calendario de los próximos talleres para los veteranos.

“Queremos que todos sepan que los apoyamos y los apreciamos”, dijo Ives. “Esperamos que el on-boarding les ayude a sentirse conectados con la universidad y entre sí”.

Copyright © 2015 Eastern Group Publications/EGPNews, Inc. ·